Prevención Drogas: Cocaína… orgasmos y gusanos en el cerebro…

prevencion_drogas_cocaina

prevencion_drogas_cocaina

La revista norteamericana Radar (equivalente al Cuore o Qué Me Dices) publicó en Octubre de 2007 una “encuesta científica sobre las cien personas, lugares y cosas más sobrevaloradas del mundo”. Junto a los Beckham, el Pilates y el Botox, la lista incluía a la cocaína en el séptimo lugar. Según la prestigiosa publicación la cocaína no merece el valor económico que se le otorga, al ser un estimulante de corta duración con más efectos adversos que placenteros. Desde luego el concepto “sobrevalorado” es subjetivo y depende del punto de vista. No es lo mismo considerar a Beckham como futbolista que como chulazo. Pero no nos distraigamos, que en esta columna íbamos a hablar de la cocaína.

En cierta ocasión escuché en una conferencia a una científica de esas que se dedican a experimentar con ratas que “los efectos de la cocaína son como el mejor orgasmo de tu vida multiplicado por diez, y por eso una vez que se prueba no se puede dejar”. No conozco la calidad de los orgasmos de la doctora en cuestión, pero créanme si les digo que estaba sobrevalorando los efectos de la cocaína.

poster-gusano-pasa-coca

Sus efectos tampoco son los de meterse un gusano por la nariz, como mostraba una famosa campaña publicitaria de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción de principios de los noventa (http://www.youtube.com/watch?v=xWnNfpq3C8E), gracias a la cual toda una generación de adolescentes aprendimos cómo se hacía una raya.

En mi trabajo en Energy Control he oído innumerables veces a jovencitos la frase “a mí no me hace efecto la cocaína”. “Sólo estoy más despierto, tengo más ganas de hablar y de bailar, pero nada más”. Bueno, es que el efecto de la cocaína es básicamente ese. Ni orgasmos, ni gusanos en el cerebro, ni taquicardia-agresividad-angustia-infarto de miocardio-hemorragia cerebral (que son posibles complicaciones del uso de cocaína, pero no consecuencias inevitables de su uso). Simplemente estimulación. En palabras de Freud, que fue el primero en dar una descripción científica de sus efectos “se es simplemente normal y cuesta creer que se esté bajo los efectos de algo”.

Por eso puede tener cierto sentido el “estudio científico” de la revista que mencionábamos al principio. Insisto en que para gustos están los colores, y muchas personas encuentran que la cocaína está entre sus drogas favoritas. El efecto de un estimulante puede ser adecuado cuando uno tiene que ir a una comunión, al aniversario de la Tía Paca, para aguantar más una noche de fiesta o como complemento en ciertas relaciones sexuales. Pero también es cierto que pagar 60 euros por un gramo en los tiempos que corren puede ser excesivo, sobre todo teniendo en cuenta que más del 50% de las muestras analizadas durante 2012 están adulteradas con un antiparasitario llamado levamisol. Es lo que tiene que el mercado de las drogas no esté regulado sino en manos de los mafiosos.

1359322722_Cocaine

Uno de los posibles problemas asociados al uso de cocaína es la dependencia. Desde luego no es una consecuencia inevitable de su uso, pero esta situación se presenta con más frecuencia que con otros psicoactivos. Más allá de consideraciones neuroquímicas y farmacológicas, una explicación está en que se trata de una droga muy práctica. Para la mayoría de las personas no es posible trabajar, estudiar, o desarrollar actividades de la vida cotidiana después de haber tomado cannabis, LSD o éxtasis. Pero sí después de haber tomado cocaína. Y, en el corto plazo y siendo honestos, es posible que desempeñen sus funciones de forma más eficaz. Pero al pasar ese límite entre “lo recreativo” y “lo instrumental” es cuando suelen aparecer los problemas. Las drogas pueden causar ninguno, pocos o muchos problemas en el ámbito del ocio, pero la mayoría de las personas dedicamos más tiempo a trabajar que a divertirnos. Si alguien aprende que puede funcionar mejor con coca es fácil entrar en un círculo vicioso en el que cada vez se necesite más dosis y la aparición de problemas sea más probables.

Como siempre, en este video elaborado por Stop Sida en colaboración con Energy Control y la productora Jalifstudio podéis encontrar más información sobre esta sustancia. Particularmente interesante es el tema de no compartir turulos (los cilindros que se usan para inhalar) y mantener unas normas de higiene básica para la administración. Distintos estudios han demostrado mayor frecuencia de infección por virus de la hepatitis C en usuarios de cocaína por vía intranasal. No existen evidencias definitivas de que este virus se pueda transmitir por el hecho de compartir turulos, pero conviene tener unos cuidados mínimos, sobre todo cuando uno se encuentra en un wáter infecto a las cinco de la mañana.


Doctor X
www.doctorcaudevilla.com

anuncio doctor caudevilla 200 x 65 copie
banner_blog

This entry was posted in Doctor X: Prevención Drogas and tagged , , , . Bookmark the permalink.

5 Responses to "Prevención Drogas: Cocaína… orgasmos y gusanos en el cerebro…"

You must be logged in to post a comment.