Relato-X: De la App a la Cama

Sans-titre-1

Hoy os presentamos un nuevo blog de relatos gays Relato-X… http://relato-x.blogspot.com

Alex, alias Al-XXY, el autor de este nuevo blog tiene 24 años, vive en Zaragoza y es usuario de Bakala.org.

Y somos muy afortunados, ya que nos ha mandado una muestra inedita de su trabajo escrita especialmente para vosotros lectores del blog de Bakala.org y si hay suerte nos mandara mas en el futuro.

Asi que ya sabes, si te gusta el relato encontraras otros muchos mas en su blog:

 http://relato-x.blogspot.com

De la App a la Cama

Estaba aburrido en casa, decidí ducharme y tomarme un pequeño relax. Fui al baño y puse el agua caliente, el vapor empezaba a llenar el baño. Me fui quitando la ropa, poco a poco frente al espejo, la camiseta… el pantalón… los calzoncillos… me mire en el espejo y realmente me encontraba muy atractivo, me miraba mi pecho, mi abdomen y sobretodo mi culo… me estaba poniendo caliente yo solo.

Me metí a la ducha, mi polla quería más, no se relajaba y era algo que tenia que ser entre dos, no me apetecía tocarme yo solo.

Salí de la ducha, cogí el móvil y entre sin pensarlo a la aplicación de Bakala.org, busque a los más cercanos, a los más buenorros y puse el estado de “polvo”, necesitaba encontrar alguien ya.

De repente lo vi a él, un tío de 35 años, versátil, atlético que buscaba pasar buenos ratos sin compromisos y de buen rollo. Le escribí un privado y al momento me respondió, hablamos y me pidió ir a su casa.
Yo me vestí rápido, y acudí hasta su casa. Toque el timbre, subí y me abrió con una camiseta de tirantes blanca y una pantalón de deporte que le hacia un buen culo.

Me invitó a que pasara.

-¿Qué tal?; Pasa no te quede ahí, que la vecina de enfrente es muy alcahueta- Me dijo riéndose.

Yo decidido entre, fuimos al salón, me senté en el sofá y estuvimos hablando un buen rato, tomamos algo y me dijo:

-¿Te apetece ver una porno?- Me pregunto. –Sí, por supuesto- Le conteste sin pensar.

Estuvimos viendo la película, cuando de repente me empezó a tocar el brazo y la pierna. Yo notaba como mi pene empezaba a crecer y a ponerse duro, él me lo tocaba, me besabas y me quitaba la camisa. Su lengua y la mía jugaban y no podían parar.

Le quite la camiseta y empecé a comerle los pezones, a lamérselo y el disfrutaba. Me quitó lo pantalones dejándome en calzoncillo en su sofá, yo tumbado el sobre mí metiéndome la lengua, nuestras pollas de chocaban… duras… le quite el pantalón y seguimos disfrutando de unos buenos magreos.

Me invito a ir a su habitación, yo fui delante mientras me tocaba el culo, y me lanzó a su cama. Yo quería mas no podía parar… quería tocas su duro culo. Me besaba mientras me metía la mano por el calzoncillo, me tocaba todo, y sentía como me metía el dedo.

-Aaagh!  ¡Como me gusta!- Le dije; -no veas cómo me pones- Me contesto.

Me quitó el calzoncillo, y yo se lo quite a él, estábamos ya desnudos en su habitación, seguimos besándonos como nunca, su polla y la mía querían más… me agache y se la comí hasta el fondo-

-Mmmm… como la comes- Me decía mientras miraba al techo.

El me cogió y me dio la vuelta en su cama, sentía su lengua que recorría todo mi culo, como la metía y que placer sentía, fue unos de los mejores besos negros, de mi vida.

Yo le pedía más, él fue a la mesilla y saco una caja de condones, sacó uno y yo se lo puse, la tenía muy, muy dura y la quería para mí. Me lubricó, y poco a poco sentía como entraba en mí, sentía la firmeza en mi interior, que provocaba un inmenso calor del que no quería deshacerme de él.

Yo me movía más y más rápido, el también… puso mis piernas sobre sus hombros sentía su polla en mi interior y yo veía ese torso trabajado.

-Aaah no pares estoy apunto- Le dije desesperado, mi lefa estaba a punto de salir, el aun iba más rápido, el sudor corría por su pecho, y yo me retorcía de placer.

Yo estaba a punto, no podía más, mientras me tocaba, con la otra mano agarraba con fuerza las sabanas de su cama y en un momento… -Aaaaaaaahgg Dios… Buufff- Me corrí con fuerza, me saltó por el pecho y manche toda su cama. Yo quería ver la suya, ver como gemía de placer. Se la saco y se corrió sobre mi… su lefa y la mía se juntaron en mi torso, su cara lo decía todo, había disfrutado como nunca.

-Buff… vaya polvazo tío, eres de los pocos que follan así- Me dijo, -Eres puro vicio-. Yo me sonreí y le pedí que me besara, se tumbó sobre mi, y nos besamos, más relajados disfrutando del momento.

Al final decidí regresar a casa y nos despedimos, en ese momento salía la vecina (una mujer mayor) que nos miró con cara de escandalizada. –Podemos ir hablando ¿no?- Me dijo él en bajo. –Claro, le conteste, yo ya te guardo en “favoritos”- Le dije riéndome.

Sin duda, fue unos de los mejores momentos que he vivido, gracias a la aplicación de Bakala.org he conocido a unos de mis mejores amigos, pero no es un amigo cualquiera ya que con este hago cosas que no hago con los demás. Espero que dure mucho tiempo esta amistad por es lo más. 


Escrito por Al-XXY, Relato-X
http://relato-x.blogspot.com

This entry was posted in Relatos and tagged , . Bookmark the permalink.